Consejos para que sus hijos se sientan cómodos en el consultorio del dentista

La oficina del dentista puede ser aterrador para cualquier persona. Escuchar los sonidos de un taladro de trabajo de distancia y ver los instrumentos afilados puede ser estresante, y esto no es diferente para sus hijos. Es importante conseguir que tus hijos se sientan cómodos con la visita al dentista para que se sientan entusiasmados en futuras citas.

El cepillado y el uso del hilo dental son una buena forma de empezar con la higiene bucal de tus hijos, pero también es importante que acudan al dentista con regularidad. Aquí hay algunos consejos de Dentista Urbina que puede utilizar para obtener sus hijos entusiasmados acerca de ver a su dentista:

Deje que su dentista sepa si su hijo está nervioso

Si su dentista es consciente del miedo o nerviosismo de su hijo, entonces también puede hacer cosas para que se sientan más a gusto durante su visita. El dentista puede mostrarles que las herramientas que utilizan son inofensivas, o simplemente explicarles lo que su hijo debe esperar y que no le va a pasar nada malo.

Es muy importante contar con un dentista familiar amable que esté dispuesto a trabajar con su hijo para asegurar su comodidad durante la cita. Acudir a un dentista que les guste a sus hijos puede hacer que la experiencia sea mucho más fácil.

Organice una visita al dentista de mentira

Organizar una visita al dentista de mentira es una forma divertida y creativa de preparar a tus hijos para la visita real. Puedes disfrazarte de dentista y contarles los dientes, darles un pequeño espejo para que se miren la boca y mostrarles que no hay nada de qué preocuparse.

Haz que la experiencia sea divertida para que, cuando lleves a tu hijo a la cita real, esté emocionado y las cosas vayan mucho mejor. Intenta evitar hacer ruidos de perforación que puedan asustar a tu hijo. El objetivo de este ejercicio es conseguir que sus hijos se entusiasmen con la visita al dentista, así que sea entusiasta y haga que sea una experiencia divertida para ellos.

Utiliza un lenguaje positivo cuando hables del dentista

Si utiliza palabras como “dolor” o “dolor” al hablar de la consulta del dentista, es posible que sus hijos tengan miedo de ir al dentista. Usted quiere que sus hijos se sientan seguros cuando visiten al dentista, así que utilice un lenguaje positivo que les ayude a entender que no hay nada que temer. Decirles a tus hijos que el dentista quiere limpiar sus dientes para que estén sanos les tranquilizará, ya que el dentista sólo quiere ayudar.

Explica que los dentistas son los buenos

Los dentistas son como superhéroes para los dientes, y a todos los niños les gusta un buen superhéroe. Explicar a tu hijo que el dentista se deshace de todo lo malo que hay en tu boca puede ser una buena forma de explicarle lo que hace el dentista. Además, puede hacer que tu hijo se entusiasme con su cita: ¿Quién no querría conocer a un superhéroe de verdad?

Haz que la zona de espera sea más divertida

Hacer que tu hijo espere en una consulta aburrida puede hacer que se ponga más nervioso y ansioso por su próxima cita. Algunos consultorios dentales tienen juguetes para que los niños jueguen, pero le recomiendo que traiga juguetes. Mantener a su hijo centrado en algo divertido que le guste puede marcar el tono de toda la visita. Si los niños se sienten cómodos antes de su cita comienza, pueden sentirse más a gusto durante la cita.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *